viernes, 16 de septiembre de 2011

Soy una Esnob




Últimamente me lo dicen por todos los lados, que soy una esnob, y solo leo cositas rarillas. Y creo que sí, que algo de eso hay. Por eso cuando vi en la mesa de novedades El diccionario de literatura para Esnobs de Fabrice Gaignault no pude resistirme. No fue su precioso formato, ni sus maravillosos dibujos, fue un todo lo que produjo en mi un flechazo, una pasión instantánea. 

Ojear de entrada sus páginas y descubrir algo que no sabía muy bien definir, fue todo uno. Hasta que leí la introducción claro y luego su editor Enrique Redel me lo reconfirmo ayer mismo en la presentación que hizo del libro en la librería Portadores de Sueños, de Zaragoza junto con la maravillosa y fabulosa Sara Morante ilustradora de esas vidas temerarias o incomprendidas que transitan por esa teatral  galería de personajes reales, pero que son ellos mismos más interesantes que sus obras. Nada sería igual en el libro sin esos dibujos tan especiales de Sara, que recogen el alma de las personalidades que ilustran. 

El diccionario de literatura para Esnobs y (sobre todo) para los que no lo son, es uno de esos libros que me gustaría conocer solo a mí para poder recomendar escritores malditos que solo yo apreciara, y que dejarían de gustarme cuando mi labor divulgadora hubiera dado sus frutos. Asi lo describio Enrique y eso sentí que era lo que tanto me atraia del libro desde el primer momento. Y es que si, soy una esnob.

Sylvia Plath y su bandeja de magdalenas

Pasean por él autores conocidos, de  los elevados a la categoría de mito como Sylvia Plath o nuestro últimamente admirado en el foro Max Aub, Marguerite Duras... Pero también otros completamente desconocidos como  Kathy Acker de vida apasionante y desmedida casi como una caricatura de artista underground, o Christopher Isherwood autor de una novela que dio la inspiración para uno de los mejores musicales de todos los tiempos, Cabaret pero irremediablemente echado a perder con su mudanza a California. Nos encontramos también con referencias como el circulo de Bloomsbury, Beat Generation, la Izquierda exquista, o conceptos como Invisible o Finisecular.

Garignault, el autor de este libro, y digno de  aparecer en él él mismo,  tiene una visión cruel y caricaturesca de sus personajes, y con ternura y cariño Sara ha sabido transmitirla con un acierto que es difícil de describir dando por resultado una comunión de texto e ilustración que pocas veces son tan acertadas. 

Ayer 15 de septiembre de 20011, tuve la oportunidad de conocer a editor y a la artista y  reencontrarme otros amigos a Isabel de la Plaza de la web amiga La casa de los libros perdidos, que transpira entusiasmo, y a la que me encuentro cuando voy a La casa del libro de Zaragoza donde trabaja , a Patricia Esteban Erlés, en quien he encontrado una afinidad en gustos literarios, y que dará mucho que hablar como una escritora excepcional que es, a Francisco Muñiz de la editorial Contraseña, otra de esas editoriales joya que mima y nos descubre obras minoritarias de momento, que están creando una nueva sensibilidad lectora, a Víctor de la jovencísima editorial  JekyllandJill  que se convertirá en otra de esas pequeñas editoriales ineludibles para los amantes de la buena literatura,  no lo dudéis. 

De paso las mesas de la librería, llamaban con voces de sirena a mi avaricia de poseer tesoros librescos.

Un encuentro agradable y fructífero.


DICCIONARIO DE LITERATURA PARA SNOBS. Y (SOBRE TODO) PARA LO QUE NO LO SON
Fabrice Gaignault

Julia

Los dibujos que aparecen el la entrada son de Sara Morante y forman parte de la ilustración del libro.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué peligro este libro en las manos de ciertos foreros! :DD
Las ilustraciones son una maravilla.
Sora

Julia dijo...

No lo sabes tu bien jajajajaja

AresMart dijo...

Genial artículo Julia, el libro tiene muy buena pinta.