lunes, 31 de octubre de 2011

"Sueños de bolsillo" la nueva novela de Francesco Spinoglio


Acompañado de dos escritores, Francesco Spinoglio presentó el pasado día 19 de octubre su nuevo libro: Sueños de bolsillo. Una historia basada, en parte, en su experiencia personal, cuando con 20 años abandonó su pequeño pueblo cerca de Turín para irse con las manos vacías a Sevilla.

Aunque al principio le surgieron dudas sobre el interés que podía tener la audiencia en una novela sobre la infancia, Spinoglio reconoce que desde el principio “disfrutaba escribiendo sobre ello”. En una pequeña sala rodeada de cuadros, el escritor advierte con ironía sobre lo malo que es irse haciendo mayor no obstante, el tiene claro cuál es su medicina: “para mí Sueños de bolsillos es el refugio que me hace sentir vivo, tener esperanzas, ser joven”.

Como guiño al lugar donde nació, su alter ego y protagonista de la novela, Tomaso Rossi; lleva el apellido de las galletas por las que es conocido su pueblo: “quizás si hubiese sido un personaje español le hubiera llamado María”, comentaron entre risas.

Clea Morena, la editora de Eutelequia, concluyó la presentación con una referencia al cuadro que presidia la sala: “siempre es mejor tener un sueño positivo en el bolsillo que no una pesadilla en la pared”

Lee más

miércoles, 26 de octubre de 2011

Construyendo una novela histórica.



En la concepción de una novela histórica, este servidor tiene que reconocer que cada día su actitud es menos vehemente y tristemente, más resignada.

Donde antes ponía el grito en el cielo en defensa del rigor en la novela histórica, ahora encuentro el concepto tan relativo y su catalogación tan difícil, que no puedo reprochar nada a una novela mal ambientada o pretenciosa en cuanto a su veracidad.

Novela histórica. El concepto mismo, es contradictorio; lo que llamamos (o llaman los que usen la palabreja): oximorón, o sea, dos conceptos que van juntos sin cuadrar aparentemente, como inteligencia militar, daños asumibles, abogado honesto, armas inteligentes o felizmente casado (éste último es broma). Una novela, por mucha historia que contenga, no deja de ser ficción por naturaleza, y contiene licencias que pueden abarcar desde un simple matiz en la historia pura hasta la novela entera (ficción). Como dicen los historiadores que corrigen novelas: el papel lo aguanta todo. Al fin y al cabo, desde el momento en que nosotros no estábamos allí para constatarlo, hasta los libros de historia pueden ser ficticios, ya que, por ejemplo, la historia es la del ganador.

Dicho esto, evidentemente, un servidor, como otros autores actuales (llámense Garridos, Moratas, Aurensanz, Garcías, Corrales o Irisarris) que se preocupan por el rigor, y estudian, a veces durante más de un año antes de comenzar a escribir, no puede evitar apretar los dientes al ver una novela mal ambientada o que, sin aportar ninguna historia, pretende subirse al carro vendedor del género, pero sinceramente, ya no puede reprochar nada a estas novelas, porque son novelas, por mucho que se intente subdividir en géneros (historia novelada, novela ambientada, etc.) que se confunden.

Todo esto se resume en breve. Una novela debe entretener. Los pluses o valores añadidos que aporte no deben ser sino factores secundarios a buenas tramas, personajes bien construidos y ritmo rápido.

Que nadie se descorazone. Este autor y los que he citado, seguirán trabajando sus novelas como si fueran asignaturas de la carrera más difícil, pero a día de hoy, la definición del género es una utopía.

Partiendo de esta base, construir una novela histórica puede ser tan ambiguo como su concepto. Una trama ficticia en un marco cierto, personajes reales con tramas ficticias, historia real novelada… Con esto se construye el esqueleto de la novela. La ferralla de la casa. Uno o unos personajes que interactúan y cuya línea de tramas tenemos más o menos conceptuada. Si vemos que una trama o subtrama flaquea, al igual que se apuntala un edificio con un contrafuerte, se puede crear un personaje que rellene un hueco, un interrogante o una necesidad de unir estos hilos que aparentemente no cuadran.

Esta es la etapa más importante en cualquier novela, puesto que decidimos el destino de los personajes y las acciones, como en una partida de ajedrez, calibrando las opciones de tomar distintos caminos o jugadas (me repito, los que pretendan cuidar la historia, lo harán con la dificultad añadida de que todo debe cuadrar con la historia cierta y escrita). Personalmente, este servidor disfruta y sufre con esta etapa hasta el punto de no dormir. A menudo, las mejores ideas surgen de madrugada, tras darle mil vueltas a una jugada de ajedrez y las consecuencias de todas sus variantes. Es un reto tan complicado como apasionante. Las imágenes surgen en tu cabeza a un ritmo frenético y las posibilidades se presentan al mismo ritmo que se desechan. A menudo el proceso es tan complejo que requiere la ayuda de un entramado de croquis, notas, bases de datos, listas cronológicas y consultas a los libros de historia, que requiere multiplicar muchas veces la propia extensión de la novela.

Al fin damos con la luz y tenemos una o varias líneas argumentales completas. O no. Nada que objetar a quien escribe de manera instintiva, dejando que las tramas se resuelvan a medida que se escribe. El caso es que tenemos un esqueleto, la estructura de una casa, que cuadra en las tramas ficticias y en la historia, como un buen balance.

No nos engañemos. Sigue siendo novela, y si un escritor encuentra varias corrientes históricas de distinto rumbo, va a tomar aquella que mejor vaya con la trama argumental escogida, por lo que siempre habrá quien le acuse de no tomar el camino histórico correcto, pero esto, amigos, es tan relativo como responder en la realidad actual a la pregunta: ¿Cuál es la verdad objetiva, la de los periódicos de izquierdas o la de los de derechas?

Como he dicho, tenemos la casa en su esqueleto.

Es hora de comenzar a escribir, a llenar folios, a crear. A pasarlo bien.

Antes habremos hecho un perfil de los personajes. Los reales con mucha más razón, por la responsabilidad que tenemos con su legado, pero también los ficticios, para darles vida y evitar que todos parezcan el mismo. Hay muchas técnicas para ello. Los reales nos vienen dado por su herencia escrita, y será labor nuestra rellenar los huecos de su personalidad con sentido común. Los ficticios nos dan libertad creativa para parirlos a nuestra voluntad, buscando a menudo caracteres que contrasten con los personajes principales. Para estos, podemos imaginarnos una persona que conozcamos y reflejar su personalidad a nuestra conveniencia, incluyendo sus rasgos y defectos físicos, tics, manera de hablar, etc.

Como en toda novela, se debe cuidar el ritmo, intercalando descripciones, pensamientos, emociones, implicando al lector en sus vidas, sus actos y haciéndole partícipe de sus estímulos, sus alegrías y sus dolores. Es importante encontrar el equilibrio entre que la novela enganche, resultando rápida y atractiva, y por otro lado, la cantidad y calidad de las descripciones y sensaciones. Esto es muy importante, porque, recordemos, la novela histórica es novela. Lo demás viene más tarde.

A menudo, las novelas históricas pueden resultar lentas en un comienzo o difíciles de asimilar, porque es muy difícil integrar de repente al lector en el antiguo Egipto, la China medieval o la Navarra del comienzo de nuestra era, pero se compensa con tramas rápidas desde el principio, todo aderezado con la necesidad práctica de un comienzo impactante, puesto que los editores suelen leer el primer capítulo de un manuscrito para decidir (es un buen consejo para los principiantes) su publicación o no.

Para el lector, seguramente es más interesante un detalle curioso de la historia, tratado como un regalo inesperado, una anécdota o un maravilloso detalle que adorna la historia, que una sucesión de fechas, datos o nombres que debemos obviar. Nuestra misión no es dar clases de historia, sino interesar a los lectores por los libros de historia o ensayos. El mayor piropo que este escritorcillo ha recibido, es que ha habido lectores que han viajado al país reflejado en la novela, a raíz de su lectura.

Lo que tienen en común todos los subgéneros es una ambientación, un cuidado en los detalles. Un aporte de pequeñas gotas de historia, que debe ser dosificada, una vez tengamos creados los muros de la casa, vistiendo la novela poco a poco, sin abundar en un mismo párrafo o capítulo, para no resultar pedante. La historia debe estar integrada en la trama, y no metida con calzador.

Se añaden los muebles. Personajes de poco calado, que nos sirven para atar cabos sueltos, etc. Esta fase puede depender de lo que recomiendo: Un estudio de mercado donde se da a leer el manuscrito a unos cuantos lectores de confianza, expertos en distintos campos: lectores eruditos y ajenos al tema histórico (pues ha de ser perfectamente comprensible para ambos), escritores, correctores, historiadores, periodistas, expertos en marketing, etc. Sus sugerencias pueden ayudar a amueblar la novela con un cuadro, una cómoda o una alfombra; o tirando un tabique que descubrimos que estorba.

Y como en toda casa, resta la decoración. Pequeños aderezos que dan luz hacia un rincón u otro, resaltando aquello que nos interesa. En este apartado, por ejemplo, se pueden intercalar las sensaciones físicas que los escenarios provocan en el autor, para poner un poco de sí mismo, un toque de magia final.

Y como punto final, este escritor recomienda un ejercicio de honestidad en el epílogo. Reconocer las licencias ayudará al lector a tener una idea clara y sin tapujos de cuáles han sido los hechos objetivamente históricos de la novela y cuáles los personajes reales y tratados con rigor.

Espero que este articulillo haga vencer a algún escritor vocacional el miedo al folio en blanco y se embarque en la aventura de comenzar a escribir, puesto que nadie va a disfrutar más leyendo, que el autor creando.

Santiago Morata
Lee más

martes, 25 de octubre de 2011

"La muerte de Acteón. Hacia una arqueologia del cuerpo." Presentación del libro de Jorge Fernández



La biblioteca Nouvel acogió el pasado día de octubre la presentación del libro La muerte de Acteón de Jorge Fernandez Gonzalo.
Este Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense realiza una reflexión sobre la corporalidad en Occidente. Mediante la lectura de varios pasajes del libro en la presentación, Jorge Fernández nos cuenta uno de los objetivos de su libro: "la relación de tercer género: mantener el cuerpo como algo impensable". Acteón, ante la diosa Diana, sólo alcanza a contemplar un vaciamiento, una falta de palabras, hasta morir devorado justamente por los perros de su propia locura; por lo que a través de estas páginas, Jorge Fernández pretende entender el cuerpo desde la falta del lenguaje, no obstante, afirma que "es el lenguaje el que aboca a los cuerpos a la existencia".






¿Escribir sobre el cuerpo o es el cuerpo el que escribe?



Este ensayo profundiza en cuestiones y preguntas como "¿Es posible escribir el cuerpo, o es ya un cuerpo el que escribe, el que habla, ama, piensa?". Clea Morena, editora de Eutelequia lo expresa de la siguiente manera: "La muerte de acteón es un libro peligroso porque te distancia de tu cuerpo y te das cuenta que es tu propio cuerpo el que lo está leyendo". Por eso Jorge Fernández recomienda leerlo con boli y papel para "apuntar cosas que nos lleven hasta la luz".

Este autor, finalista del premio anagrama con Filosofia de un zombi, además de ensayos ha escrito poesia, género en el que ha ganado también varios premios; pero reconoce que no tiene pensado escribir novelas: "no se trabajar con la sencillez y la libertad de una novela." Hay escritores que lo fácil les resulta difícil
Lee más

lunes, 24 de octubre de 2011

28 de octubre. Estreno de Criadas y Señoras

 
 
Jackson, sur de Estados Unidos, 1962. En plenos años de lucha contra la segregación racial, Skeeter, una joven periodista criada por una mujer negra a la que guarda más aprecio que a su madre, se embarca en la aventura de escribir un comprometedor libro sobre la discriminación de los negros que le hará poner en peligro sus amistades.

 A veces un acto de valentía puede cambiarlo todo

Criadas y Señoras, (The help) es una adaptación de la novela de Kathryn Stockett, un best-seller llevado a la gran pantalla por Tate Taylor que cuenta la historia de tres muy diferentes mujeres que viven en un pequeño pueblo del estado Mississippi. Todas ellas construirán una inusual amistad en torno a un secreto proyecto de escritura, que romperá las reglas sociales y pondrá su seguridad en riesgo. A través de las entrevistas, Skeeter hace un boceto de una injusta sociedad que ni siquiera permite que las sirvientas negras que cuidan a sus hijos usen su mismo cuarto de baño. De esa alianza tan impensada surgirá una increíble hermandad que inculcará en todas ellas el coraje de trascender las fronteras que las definen y la comprensión de que, a veces, los límites están hechos para ser cruzados; incluso si esto significa poner a todos en el pueblo cara a cara con los nuevos tiempos que corren. Mezcla de risas y alguna que otra lágrima, Criadas y Señoras seguro que no te dejará indeferente ante la historia vivida por los negros hasta no hace mucho en el racista y conservador sur de EEUU.

Tras su éxito en ese país, 2 semanas seguidas siendo la más vista, y las buenas críticas que está recibiendo, la pelicula llegará a España a finales de esta semana.

PD: El cartel en español parece sugerir una comedia de criadas que cotillean sobre la vida de sus señoras…
Lee más

domingo, 23 de octubre de 2011

Doppelgänger de JEKYLL&JILL en El Pequeño Teatro de los libros.

Siempre es un delicia el acudir a una presentación a El pequeño Teatro de los libros, ese precioso lugar que es mucho mas que una librería. Acogedora y mágica, ha sido hoy la presentación del segundo libro de la joven editorial JEKYLL & JILL. 


Cuando los conocí  hace unos meses a través de Internet, algo me dijo que iban  tener un toque especial.  ¡¡Los vi tan jóvenes, y tan  vocacionales!!,  con la ilusión de unos aventureros arriesgados, porque hay tener espíritu de aventura para enfrentarse a un  proyecto como el suyo y con gusto para  elegir sus proyectos.  El primer libro, Un día me esperaba a mí mismo de Miguel Ángel Ortiz Albero, me pareció precioso.


Ayer  compartimos con  Doppelgänger,  la confirmación de que estos chicos ( ¡¡son tan jóvenes!!),  serán una referencia en el mundo editorial. Es un hecho. 


El libro habla por si solo, los detalles y el mimo hacia el  lector,  hacen que te acerques a el con la sonrisa en la boca. Se trata de una revisión del  tema del doble  desde perspectivas diferentes y complementarias,  en un proyecto en el que  los autores han tenido toda la libertad para enfocar sus relatos. 


La sala llena hasta la bandera, los protagonistas ingeniosos, divertidos y brillantes, y el libro promete ser una delicia. 


La edición del libro es cuidadisima y  lleva además de los cuentos,  una historia gráfica de  Álvaro Órtiz y un regalito: un recortable para montar una figura inspirada  en la ilustración de la portada.



Todo invita a  la lectura y a tener este libro entre las manos.

 Jessica  Aliaga, Arantxa Recio y Miguel Serrano




Miguel Ángel Ortiz, Sergui Bellver y Ruben Martín.






Lee más

sábado, 22 de octubre de 2011

Presentación del libro "Entre tonos de gris" de Ruta Sepetys

¿Alguna vez se han preguntado cuánto vale una vida humana? En ese momento, la vida de mi hermano costó un reloj”. Con un tono directo y un ritmo trepidante, Ruta Sepetys reconstruye en la figura de Lina Vilkas las historias de varios supervivientes lituanos en los poco conocidos gulags rusos de la época de Stalin. 

Hija de inmigrantes lituanos refugiados en EEUU, la autora, tras visitar a sus familiares en Lituania en 2006 y convencerse de la necesidad de escribir el libro, quiso sentir la experiencia de estar encerrada en una cárcel soviética, pasar hambre y tener sueño. Firmó para entrar en un proyecto de 24 horas y recuerda que ese día le cambió la vida: “nada más entrar me pegaron e insultaron, fue algo que no esperaba”. Avergonzada, cuenta que descubrió que no era la persona caritativa y valiente que creía ser, “dejé a un ser humano tirado en el suelo, le negué mi ayuda; los ‘soviéticos’ tardaron 5 minutos en romperme interiormente”.

En la casa de la embajadora de Lituania en España y rodeada de varios compatriotas, afirma que ella en Siberia no hubiera aguantado ni un día y añade con orgullo que “Lituania sobrevivió porque la gente fue valiente”. Visiblemente emocionada recuerda que fueron muchos los que “perdieron todo, pero guardaron su espíritu” y eso es lo que ella ha pretendido que Entre tono de gris refleje mediante sus personajes. Gente arrebatada de sus casas, de su familia, de sus tradiciones simplemente por ser parte de los intelectuales de su país pero que, sin embargo, se mantienen unidos y se ayudan mutuamente. 

Tras el éxito arrollador de su libro en EEUU, Ruta Sepetys continuará su gira de promoción por Europa. Otro de los países que sufrieron las consecuencias de la anexión soviética, Estonia, lo verá pronto traducido aunque lo que no espera la escritora es que lo traduzcan al ruso. Con sentido del humor recuerda cuando un agente chino se le acercó y le comentó: “me parece que vamos a tener que prohibir su libro en China, señora Sepetys”.
Lee más

viernes, 21 de octubre de 2011

Niños feroces Lorenzo Silva


“Soy un hombre que habla a través de otro hombre que habla a través de otro hombre que habla a través de otro hombre”.

De esta manera arranca Niños feroces, la última novela, hasta la fecha, de Lorenzo Silva. En ella, Lázaro, un veinteañero aspirante a escritor con aptitudes pero incapaz de desarrollar una narración extensa, recibe de su maestro (también llamado Lázaro –un personaje que tiene mucho de Lorenzo Silva-) la historia de Jorge García Vallejo, un joven falangista que se unió a la División Azul para combatir en el frente ruso durante la II Guerra Mundial y que posteriormente se alistó en las Waffen-SS para defender al agonizante Berlín nazi próximo a la derrota. Un testimonio que el propio García Vallejo compartió con Lázaro, el profesor, con una condición: “Si algún día escribes mi historia, o la utilizas para algo, tendrás que contarla completa. No la cortes a tu conveniencia. O toda, o nada”. Sin sesgos. Con esta misma condición y con la petición de que reconstruya la historia sin juzgar al soldado (“deja que el lector lea, y justifique, o condene, o se limite a bostezar”), el maestro se la transmite a su alumno. El joven Lázaro supera el rechazo inicial que le inspira el personaje de Jorge e intenta novelizar su historia siguiendo los consejos de su mentor, quien le proporciona abundante material para que pueda documentarse. A través de libros de testimonios, novelas, películas, documentales y entrevistas con militares españoles que participaron en la guerra de Irak, Lázaro consigue contextualizar la historia y empatizar con Jorge.

Niños feroces es un ejercicio metaliterario en el que Lorenzo Silva reflexiona y expone sus conceptos sobre literatura y escritura, y donde las vivencias de los personajes ficticios se mezclan con la crónica histórica. Por otra parte, Silva exhorta a la juventud actual para que abandone su actitud de dejadez y conformismo, pero lanza un claro mensaje antibelicista: “La otra [vertiente de la historia], la que ahora se me antoja esencial, es la de la juventud empujada al campo de batalla, y cuya energía, en lugar de motor de progreso y construcción de un futuro, es transformada en potencial de destrucción”. La novela termina con un significativo capítulo centrado en el movimiento 15-M.

Una obra ampliamente documentada, con múltiples referencias y muy lograda en la recreación histórica, que, sin embargo, se ve deslucida por un estilo excesivamente coloquial en pasajes de la narración del personaje del joven Lázaro y por cierta rigidez en los diálogos entre profesor y alumno.

Eyre

Hilo en el foro
Lee más

martes, 18 de octubre de 2011

Ganador del concurso aragonés de Literatura Joven



Produce una enorme emoción que alguien de los nuestros sea reconocido como el mejor en algo. Esto es lo que ha pasado con Carlos Alberto, nuestro chico de Zaragoza.  Carlos estudia periodismo y tiene 22 años.  Su vocación es la de escribir, busca abrirse camino en este difícil mundo de las  palabras. Nos acompaña en el foro desde hace poco, pero ya es uno de nosotros, y va  a ser uno de nuestros becarios en eventos y presentaciones,  entrevistando a  protagonistas de nuestras noticias, pero hoy es él el  centro de ella  y quiere compartir su felicidad con nosotros.  Os dejo que sea el mismo Carlos quien  nos cuente  la feliz noticia que protagoniza, después de transmitirle lo contentos  que estamos con  su triunfo:  

Como algunos ya sabéis, el martes por la mañana me llamaron para anunciarme que había obtenido el Primer Premio en el Concurso de Literatura Joven organizado por el Instituto Aragonés de la Juventud. Se trata, sin duda, del galardón más importante que he obtenido hasta la fecha, por los 2.500 euros que supone (deducciones fiscales al margen) y la posibilidad de publicar un libro junto a los otros ganadores.
En concreto, la obra que han premiado es un libro de relatos que contiene 16 narraciones independientes. Este verano estuve releyendo los cuentos que había escrito en los últimos años. Seleccioné los que me parecieron mejores y los revisé en papel, apreciando numerosos errores. Sobre todo los sometí a un intenso proceso de depuración, de modo que algunos relatos, sin cambiar en nada la historia, vieron reducida su extensión alrededor de un 20%. Si un cuento se puede contar en 2.000 palabras, contarlo en 2.500 es una estafa al lector.
Quedé bastante satisfecho con el resultado final y presenté el proyecto de libro a una editorial de Zaragoza. También descubrí por pura casualidad el concurso que convocaba el Instituto Aragonés de la Juventud. Tras leer las bases me pareció que era una buena oportunidad. Tenía la esperanza de obtener al menos un accésit. Ser un escritor bastante precoz me permite participar en certámenes para jóvenes que, acaso, resulten más asequibles que aquellos abiertos a todo el mundo. Al fin y al cabo, perfeccionar la escritura es un proceso que requiere años de dedicación y que, en mi caso, de ninguna forma ha concluido.
Volviendo al tema de la publicación, todavía no puedo concretar nada. Debo hablar primero con el jurado y los organizadores. Es posible que no se publiquen los 16 relatos (calculo que serían unas cien páginas en papel). Tal vez seleccionemos una parte, ya que se trata de un libro conjunto y también hay otros autores que merecen figurar en él. En cuanto sepa algo seguro informaré de ello puntualmente.
En cualquier caso, agradezco la iniciativa del concurso al Instituto Aragonés de la Juventud, que cada año da la oportunidad a varios autores, muchos de ellos aún inéditos, de ver su obra publicada. También doy las gracias a quienes me han felicitado y, por supuesto, a los lectores habituales de mi blog. La actividad de escribir me resulta gozosa en sí misma, pero todavía me da mayores alegrías si viene acompañada de esta clase de reconocimientos.

Carlos Alberto
Lee más

lunes, 17 de octubre de 2011

Jornadas literarias, "Mejor con un libro", Malaga 2011


En la foto los escritores asistentes (Jorge Díaz, Francisco Pérez, Susana Ross, Francisco Jurado, David Panadero, Teo Palacios, Pedro de Paz, Kwadoa, Patrick Ericsson, Regina Román y José Ángel Muriel) posando con miembros de la asociación “Mejor con un libro”, como el impulsor de esta idea, J.Ramón Gálvez y el actual presidente Carlos Martell.

El fin de semana del pasado 7 de octubre tuve el gusto de asistir a las segundas Jornadas Mejorconunlibro celebradas en Málaga.
-Las jornadas comenzaron con una mesa redonda sobre “La influencia de Internet en el mundo de la literatura” con los escritores Jorge Díaz, Teo Palacios y Miguel Ruíz. Es este un tema espinoso y de rabiosa actualidad. Los escritores se mostraron esperanzados con el futuro y deseosos de utilizar Internet y las nuevas tecnologías como un arma a su favor en vez de verlos como amenaza. Se habló de aprender de los errores cometidos en el mundo de la música y de que las editoriales deben reinventarse para ofrecer un producto de calidad a mucho mejor precio a unos consumidores que se ven desbordados por un exceso de oferta y con unos recursos económicos mermados en muchos casos debido a la terrible crisis.

-Se entregaron los premios de los certámentes de relato y novela corta “Mejorconunlibro” . En la modalidad de novela corta una sorpresa muy agradable para este foro: el ganador fue uno de nuestros foreros abretelibrenses. ¡Enhorabuena Kwadoa!


-La siguiente conferencia versó sobre la “Documentación en la novela histórica” y corrió a cargo del escritor Teo Palacios. Teo nos planteó de forma amena y sencilla como afronta sus trabajos como escritor de histórica, siempre ante la disyuntiva de ofrecer un producto bien ambientado y con la información necesaria sobre la sociedad y circunstancias de la época sin perder de vista que una novela es un producto de entretenimiento y que la erudición debe integrarse en la trama. En su novela “Hijos de Heracles, el nacimiento de Esparta” afronta un periodo histórico, el de la Esparta arcaica, del que desconocemos muchísimos datos. En estos casos el escritor de histórica siempre puede presentar al público una de los escenarios que , según los datos conocidos, podrían haber sucedido; con la mayor honestidad “sin disfrazar de hecho contrastado lo que no lo sea”.

-La tercera conferencia corrió a cargo del escritor y coordinador del departamento de criminología de la Universidad Camilo José Cela, Francisco Pérez. Francisco nos introdujo en el mundo de los perfiladores criminales, unos profesionales que hemos visto en montones de películas y series de TV , como la exitosa “Mentes criminales”. Fue de lo más interesante poder tener una visión de cómo funciona este mundo que tantas posibilidades dramáticas aporta en la ficción y que tan terrible es en la vida real.

-Además pudimos asistir a las presentaciones de tres novelas muy diferentes entre sí y de lo más atrayentes las tres: “Del cielo al suelo” de Regina Román (una nueva entrega de los hilarantes personajes de la “psicocomedia” marca de la casa de esta autora), “El país de los espíritus” (una incursión desde la novela de misterio en un país tan desconocido para nosotros como es Haití) de Miguel Ruíz y “La senda trazada” (una novela a medio camino entre la fantasía y el género negro que plantea la posibilidad del determinismo en nuestro futuro) de Pedro de Paz.

-Como colofón del fin de semana pudimos asistir a la representación de la divertidísima comedia de Woody Allen “Adulterios”, una nueva muestra de la maestría de Allen a la hora de hacernos reír en las situaciones más extremas, con chispeantes diálogos y , como sorpresa añadida, la participación del genial barítono Carlos Alvárez.


A lo largo de la semana las jornadas se completaron con otros actos , como cineforums y debates.

Toda la información en www.mejorconunlibro.com

Pero si algo puedo destacar especialmente de estas jornadas es la interacción entre autores y lectores, el ambiente distendido y cordial, la participación del público en todas y cada una de las actividades y la estupenda organización (gracias a los integrantes de la asociación Mejorconunlibro ). Unos días para disfrutar de la cultura, de nuestra pasión por los libros.

Arwen_77
Lee más

domingo, 16 de octubre de 2011

Simplemente lectores

Soy simplemente una lectora, como la mayoría de los  participantes en este foro. La lectura ha sido parte de mi desde que tengo memoria y  tengo mucha seguridad en mi misma para saber  lo que me parece bueno y malo,  lo que me gusta y lo que detesto en literatura.  Soy una de esas lectoras que hace a todo, que lo mismo le da al jabugo que a mortadela  ( pero por favor, mortadela de la fina). No tengo complejos y voy a temporadas. Ultimamente leo exquisiteces, pero seguro que la  semana que viene  tengo mono de una de esas sesiones intensivas de lecturas en piloto automático. 

Me gusta este foro porque hay de todo: hay lectores de género, lectores que  leen para desconectar y  lectores de literatura que se entusiasman en comentarios intensos y profundos,  en lecturas en común. El tono en el que se comenta es el de gente que disfruta, y si alguna vez queremos llevar a otros  a nuestro terreno es por pura pasión, por un sentimiento de compartir  algo que para nosotros ha sido  un momento de placer o de displacer, no para influir o para hacer diletantismo.

Por eso no entiendo esos blogs de critica literaria,  que son  para mi, como esta tarde he leído en un comentario en uno de ellos, lo que  la prensa amarilla al periodismo: una cancha donde despellejar al  que se cruza en su camino. No importa que se tenga talento o no, que se  viva y se respire para y por la literatura. Basta con descollar, con sobresalir y no ir en paralelo. Lo que menos entiendo de estos sitios, es que se haga desde el anonimato, que se den profusos datos, se analicen retorciendo  frases, sacándoles doble sentido, pero siempre desde el tono malévolo y   anónimo. 

Desde que empezó por la red a caminar ese personaje demoledor, provocador, machista, misógino y ¿por qué no?  brillante,   cuyo nombre no citare, ( algunos, los menos, lo identificaréis al vuelo, otros no tendréis ni idea quien es,  ni falta que os hace, porque en el fondo no aporta absolutamente nada), han proliferado como setas a su sombra, las imitaciones. Y lo siento, pero solo hay un original que me sirva. Su tono, su estallido de  mala baba, antes me  hacía gracia, ahora no. Ahora creo que es un cancer, una suerte de dictadorzuelo rodeado de una corte de serviles  fieles que pretenden quitarle la corona a lo que se descuide. "Cria cuervos y te sacarán los ojos", decía mi abuela

Lo malo es que no hay fondo, o que el que  hay, a mi,  que soy simplemente una lectora, que ama los libros, que le gusta hoy el jabugo y mañana la mortadela, no me interesa. Pero mientras hacen sus sesudos, rebuscados, malevolos y vacuos comentarios y permiten desde sus plataformas hacer daño  a quienes  tienen ilusión,  quieren hacer algo diferente o pretenden, simplemente,  contagiar su pasión, matan un pedacito de el alma que mantiene viva nuestra cultura, la de verdad, no la que nos imponen las grandes editoriales, porque esa tampoco les interesa. A esa la desprecian tanto que ni  la miran, porque tienen alma de snobs y  quien sabe si en el fondo, de escritores fracasados.   

Por suerte es un mundo endogámico  que se mueve en círculos, y el lector, el de verdad, el que disfruta de un buen cuento, de un libro hermoso entre las manos, editado con cariño y con mimo, el escrito  con la pasión del que necesita  escribir tanto como el aire para respirar,  simplemente los ignora, Y es que seguir sus eternas polemicas es demasiado  costoso y nos roba el precioso tiempo que necesitamos  para leer. Porque quien bloguea no lee.
Julia
Lee más

Presentación en Madrid del cuento Barba Azul



Pongamos que hoy hablo de un cuento. Un lejano país, una larga torre y una pobre princesa atrapada allá en lo alto. Un malvado hombre con la barba azul, tan azul como el inmenso océano... ¡¡pretende asesinar a la princesa!!


Niños y no tan niños escuchábamos cautivados la historia, acompañada con los gestos y la expresividad de la narradora cuando... el final lo dejó para los curiosos e intrépidos lectores.

La Librería El Dragón acogió el pasado viernes la presentación de Barba Azul, un cuento escrito por Samuel Alonso Omeñaca e ilustrado por Mónica Calvo quien, al terminar la presentación, nos confesó la curiosa tarea que tuvo por delante el autor, "primero yo hice las ilustraciones y a partir de ahí, Samuel creó la historia".

Una docena de niños recrearon el cuento viendo simplemente las imágenes, imitando sonidos del pasaje y elaborando sus propios dibujos. Y es que, en el reino de la fantasia y la imaginación, el soñador es el Rey.
Lee más

domingo, 9 de octubre de 2011

Un punto y aparte - Helena Nieto

¿Hay amor después del amor?” es lo que se pregunta Helena Nieto en su nueva novela romántica Un punto y aparte. Una historia sobre las segundas oportunidades que busca a través de sus protagonistas narrar sobre los problemas cotidianos de las personas, pero como apostilla Nieto, “sin basarme en ningún caso en particular”.
Lee más

sábado, 8 de octubre de 2011

Sangre en la calle del Turco - José Calvo Poyatos


“¿Qué es una novela histórica?”. “Una obra que tiene características y compresiones históricas pero el autor puede permitirse ciertas licencias literarias”.
Lee más

miércoles, 5 de octubre de 2011

Problemas.


Otra vez sin conexión,  no se os puede dejar solos, no me cuidais esto nada, 
Deberemos tener paciencia hasta que la jefa-luci pueda echarle un ojo al foro. 
Mientras aprovechemos para leer.

Julia
Lee más

Premio Eutelequia de novela 2011

El 28 de septiembre se conoció al ganador del Premio Eutelequia de Novela 2011: Fernando García Maroto, con su obra Los apartados. Clea Moreno fue la encargada de entregarle el galardón en la céntrica librería madrileña Tipos Infames. 
Lee más

domingo, 2 de octubre de 2011

Los asesinos del emperador: presentación en Sevilla

El pasado 22 de septiembre, presentó Santiago Posteguillo su nueva novela “Los asesinos del emperador” en Sevilla en la Biblioteca Pública Infanta Elena a pocos kilómetros donde nació el protagonista Marco Ulpio Trajano.
Lee más